El estado de la Nación

Es de perogrullo, el estado es muy delicado. Nuestros representantes políticos, entrado ya el verano y reunidos en el Congreso de los Diputados son capaces de reprimir su fortaleza mental y dejar que afloren emociones no muy populares en este contexto. ¿Será el calor? La emoción, como ya nos explican quienes estudian la materia, la manda nuestro cerebro rectilíneo para procurar hacer frente a algún peligro inminente, evitando así consecuencias ya vividas por nuestros ancestros, y que no traían buenas consecuencias para ellos. Por eso nos las transmitieron. También es probable que con el paso de los años, y muy a pesar nuestro, algo no definido, nos vaya avisando de que alguien pide paso; dentro de este torrente de fuerzas que algunos creen controlar. Las etapas acaban. Así funcionan las cosas en este nuestro mundo. A la inteligencia del ser humano, le viene muy bien un baño de humildad, de vez en cuando. Quizás sería mejor más a menudo, pero dejémoslo en de vez en cuando.

Está bien esto del estado de la Nación, al menos se ven gestos humanos poco habituales en estas lides. A veces ya no caben posturas electoralistas, digo yo.

Publicado en el periódico La Verdad de Albacete 01-07-2011


http://www.laverdad.es/albacete/prensa/20110701/opinion/estado-nacion-20110701.html

Publicado en el periódico La Verdad de Murcia 04-07-2011

http://www.laverdad.es/murcia/prensa/20110704/opinion/estado-nacion-20110704.html

jsreverte@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.