Ley de vida

No tengo palabras. Lo siento. Me invaden, por un lado la tristeza, pero por otro una inmensa alegría. Esta mezcla de fuerzas sin lugar a dudas, fueron el origen de la creación.

Al no verte todos los días, me falta el aire. Pero a la vez tú, me lo envías de manera sutil, sin hacerse notar. Es una sensación de ahogo que, luego pasa. Conforme va pasando, paulatinamente viene la sensación contraria. Te alcanza de lleno el bienestar, la tranquilidad del alma. El alma que, fraguada desde el amor mutuo, es valiente, no teme nada.

Quiero dar las gracias a la vida, por haberme dado el honor de convivir estos años con un hijo, cuya bandera es la generosidad, y el mástil que la sustenta es su gran corazón.

Aunque emanciparse es un proceso casi natural, no quiero dejar de describir los sentimientos contradictorios que produce esta separación normal, en una convivencia cotidiana. Éstos, a la vez que te encogen el alma, la engrandecen; como los latidos del corazón, origen de la vida. Desde aquí, y con tu misma bandera, te dedico estas líneas de corazón a corazón. Aunque para superar al tuyo, habría que entrenarse bien a fondo.

Mi más cariñosa enhorabuena por tu independencia.

Un fuerte abrazo.

Publicado en el periódico Actualidad de Extremadura. Mérida (Badajoz) 04-01-2012

http://www.actualidadextremadura.com/opinion/tribuna-abierta/13157-jesus-sanchez-ajofrin-reverte-ley-de-vida.html

Albergado en:

http://flair.wittysparks.com/topstories/Jesus+Sanchez/page/2



jsreverte@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.