Musarañas

Me lo recuerdan estas fechas de Semana Santa.
Ya de pequeñito se me quedó grabado en la memoria. Por aquel entonces era muy habitual acudir (junto a toda la familia) a misa. Nosotros íbamos a la de doce. No dejaba de ser un rollazo. Cuando llegaba el momento de pasar la bandeja, mi padre metía su mano en el bolsillo y me decía.»Ahí tienes, una peseta es para ti y diez céntimos que has de echar». Al instante el monaguillo me puso la bandeja delante. Una vez que deposité la moneda, me cambió la cara. Craso error. Eché la peseta y me quedé con la moneda de diez céntimos. Por un momento pensé decir al monaguillo que me la devolviera. Pero no, la di por perdida. Acabaron mis ilusiones domingueras. Ya no podría comprar las dos canicas de ‘cristal’ y los dos chicles «bazoka».
Siempre agradeceré aquella lección edificante. La decisión de la limosna a depositar estaba en manos de un niño, pero la madurez de qué moneda echar, radicaba también en la decisión a tomar.
Moraleja: Cuando tengas que decidir momentos trascendentales, más vale que centres todas tus atenciones en la decisión que has de tomar, que en las musarañas que perturban tu incipiente coherencia.
Jesús Sánchez-Ajofrín Revete
DNI 05121782G
Jesús Nazareno, 6
02002 Albacete
Teléfono 628569636
jsreverte.crearblog.com

Me lo recuerdan estas fechas de Semana Santa.

Ya de pequeñito se me quedó grabado en la memoria. Por aquel entonces era muy habitual acudir (junto a toda la familia) a misa. Nosotros íbamos a la de doce. No dejaba de ser un rollazo. Cuando llegaba el momento de pasar la bandeja, mi padre metía su mano en el bolsillo y me decía.»Ahí tienes, una peseta es para ti y diez céntimos que has de echar». Al instante el monaguillo me puso la bandeja delante. Una vez que deposité la moneda, me cambió la cara. Craso error. Eché la peseta y me quedé con la moneda de diez céntimos. Por un momento pensé decir al monaguillo que me la devolviera. Pero no, la di por perdida. Acabaron mis ilusiones domingueras. Ya no podría comprar las dos canicas de ‘cristal’ y los dos chicles «bazoka».

Siempre agradeceré aquella lección edificante. La decisión de la limosna a depositar estaba en manos de un niño, pero la madurez de qué moneda echar, radicaba también en la decisión a tomar.

Moraleja: Cuando tengas que decidir momentos trascendentales, más vale que centres todas tus atenciones en la decisión que has de tomar, que en las musarañas que perturban tu incipiente coherencia.

Publicado en el periódico Diario de León 05-04-2012
Publicado en el periódico La Verdad de Albacete 08-04-2012

Publicado en el periódico Diario de Asturias-La Nueva España. Oviedo 10-04-2012

http://mas.lne.es/cartasdeloslectores/carta/10034/musaranas.html

Publicado en el periódico La Tribuna de Albacete (prensa escrita, apartado cartas)  10-04-2012

YA NO HAY ENLACE CON EL PERIÓDICO DIGITAL DE LA TRIBUNA DE ALBACETE

Publicado en el periódico La Verdad de Murcia 16-04-2012

http://www.laverdad.es/murcia/v/20120416/opinion/huir-musaranas-20120416.html

OTROS ENLACES:

http://www.iberoamerica.net/buscar.html?c=MUSARAÑAS&l=b

http://www.que.es/ultimas-noticias/opinion/201204160044-huir-musaranas-lverd.html

jsreverte.crearblog.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.