El diálogo

Qué importante es el diálogo. Escuchar a tu interlocutor con esta instruida predisposición, es una posición aventajada del ser humano inteligente; portadora de una gran dosis de ganas de vivir. Ni que decir tiene, que a veces, no se produce el milagro, por razones obvias. Acostumbrarse al diálogo, establece las bases del progreso en la educación, la convivencia, los proyectos, la identidad de un país, y sobre todo, en un valor cada vez más en desuso: la empatía. Hay ocasiones muy fructíferas para el diálogo; una de tantas es, la que se produce en el seno familiar a la hora de compartir la mesa: para comer, cenar, o simplemente para dialogar. También por medio de la literatura podremos alcanzarlo plenamente, conectando a fondo con el autor de la obra. El diálogo será capaz de darnos la tranquilidad de haber construido algo importante. Nuestro contable: el tiempo, lo convertirá en la varita mágica de los deseos oníricos.

Por último, su capacidad generadora de amistad (principalmente en el núcleo familiar) será el manantial que alimente a esta sociedad (cuestionada hoy en día), convirtiéndola en más humana, próspera y justa.

______________________________________________________________
Publicado en el periódico La Nueva España – Diario de Asturias 30-06-2012. Oviedo
http://mas.lne.es/cartasdeloslectores/carta/10761/dialogo.html
Publicado en el periódico El Norte de Castilla 07-07-2012. Edición impresa de Valladolid, Segovia, Palencia y Zamora
Sin enlace digital gratuito.
Publicado en el periódico La Tribuna de Albacete 10-07-2012. Edición impresa
Sin enlace digital gratuito

Otros enlaces:
http://iberoamerica.net/espana/prensa-generalista/lne.es/20120702/noticia.html?id=2HUqUm5

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.