Amor del bueno

¡Cuánto amor puede generar una persona buena! Que se entrega cada día a los demás, sin recibir un ápice del mismo. Sé que están ahí, cerca de nosotros. Que todavía creen en el prójimo, y que lo dan todo por amor. Pero hay un problema. Ser bueno en esta sociedad, les puede encasillar dentro de un halo de estupidez.  Cuántas veces oímos decir “una persona así, no está preparada para la vida moderna”. Totalmente falso. Son personas que, muy sutilmente se convierten en la piedra filosofal de nuestras vidas tan vacías. Con el lema: “Poco es mucho”, estas personas ayudan a los que, por el contrario, se abrazan al “mucho es poco”, en un mundo desequilibrado por el ansia de poseer lo contante y lo sonante.

Una de estas personas virtuosas me decía, que ese mundo tan maravilloso en el que cree, todavía está por descubrir, y que aun llegará el día (en el mundo real) donde poder disfrutarlo, en un idílico paraíso virgen, al lado de sus seres queridos. Principalmente, con esa persona tan amada, con la que ha perpetuado la fidelidad y la especie.

________________________________________________________________________________
Publicado en el periódico La Nueva España-Diario de Asturias 07-11-2012. Oviedo
Publicado en el periódico La Verdad de Albacete 09-11-2012
Publicado en el periódico La Tribuna de Albacete 09-11-2012
Edición impresa
Publicado en el periódico El Norte de Castilla 11-11-2012
Edición impresa de : Valladolid, Segovia y Palencia
Otros enlaces:
Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.