La cola de la panadería

Cual obediente y abnegado cabeza de familia, se dispuso, como1640348w300 todos los sábados por la mañana, a realizar el encargo que su mujer le hizo bien temprano: comprar el pan en la panadería del barrio. Muy ufano él, paseaba hacía el despacho de pan, con la absoluta certeza de afianzar así su papel, como principal benefactor y protector de su mujer y sus tres hijos. Después de una ajetreada semana de trabajo en la empresa, nuestro protagonista, se entrega sin condición, a realizar la inevitable cola que, con frecuencia, presentan este tipo de despachos. Además de proveer de hidratos de carbono a la dieta familiar, también se pone al día en los últimos aconteceres del barrio. Recibiendo toda clase de información sobre los sucesos más sonados entre las personas del barrio, de la ciudad, o de cualquier otra actividad noticiable. No lo duden, si quieren sentirse útiles, al margen de su actividad laboral, y bien informados, no dejen de ir a comprar el pan durante los fines de semana. Todavía no está mal visto, y además puede alardear de estar bien informado ante sus vecinos, mujer e hijos.
________________________________________________________________
Publicaciones:
El Periódico Extremadura 16-02-2013
http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/tuinformas/cola-panaderia_787205.html
Diario Palentino 18-02-2014
Edición impresa
La Tribuna de Albacete 19-02-2014
Edición impresa
Diario de Burgos 20-02-2014
Edición impresa de Burgos, Miranda y Ribera.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.