La familia

En la escala de valores que  vamos incluyendo en nuestro navegador de abordo, yo me inclino por la familia. Al margen de la unión consanguínea ( que ya une bastante), el esmero con el que la cuidemos, será el resultado de construir los pilares más enriquecedores  del género humano en la sociedad.

La satisfacción que experimentamos cuando la familia esta conectada entre sí, se puede comparar por ejemplo: al de las neuronas que habitan en nuestro cerebro y que,  unidas por millones de conexiones (sinapsis), son capaces de mantener el rumbo tomado por la consciencia y seguir la carta de navegación. También podemos compararla con las conexiones entre cualquier unidad de control de procesos, conectadas a las redes informáticas globales (Internet, etc.). Estas uniones demuestran el potencial de lo que son capaces.

Cualquier problema experimentado en uno de los componentes de la familia, y eso sí, después de haberlo expuesto en los distintos ámbitos sociales de nuestra confianza, como: los amigos, compañeros de trabajo, vecinos, etc. (digo esto, porque a veces la familia es la última en enterarse). Si estos problemas compartidos con distintos entornos de amistad, no encuentran solución, es cuando debe entrar a solucionarlos la familia. Cuando esa familia está unida en una escala razonable, el problema, por mucho calado que presente, la familia unida es «la herramienta» que vencerá el problema de una manera fulgurante.

Sobre este tema se habrán escrito ríos de tinta, porque la familia es uno de los pilares fundamentales de , ya no de la sociedad, sino de la humanidad, y por lo tanto debería de concienciarse en los niveles correspondientes (unidades familiares, colegios, institutos, universidades, etc.), del valor intrínseco de la misma.

Ya se sabe, que el ritmo de la sociedad actual, impide dedicar tiempo a tareas tan fundamentales como cuidar a la familia, es cuestión de buscárselo.

http:/jsreverte.crearblog.com/

e-mail:  jsreverte@gmail.com

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.