Asociaciones juveniles

Me sitúo en la década que transcurre entre los años 1960 a 1970. A los jóvenes de la época, se nos presentaban asociaciones donde poder relacionarnos y hacer actividades correspondientes a estas edades. Por aquel entonces, imperaban más las de tinte político y religioso. En ellas, y aprovechando las actividades de los jóvenes: excursionismo, actividades deportivas, música, etc. se encerraba el afán de transmitir de una manera subliminal los valores morales más cotizados. Por un lado, los jóvenes, ya entrados en los veinte, hacían el papel de educadores y nos intentaban transmitir su ideología, tanto política como religiosa.

La organización Juvenil Española (O.J.E), era totalmente de creación y dirección del gobierno del régimen de aquellos años. Su estructura era del tipo militar. Había un escalafón de mandos bien urdido: jefe de escuadra, jefe de centuria, que adiestraban a los más niños (llamados flechas, arqueros y cadetes), a entender, que Franco era el segundo después de Dios, o el primero, no sé. Cuando aquellos niños veíamos, que en los eventos religiosos, el jefe del estado era custodiado bajo palio, rodeado de todas las autoridades religiosas, no lo dudábamos un segundo: Dios vestía de uniforme. Su lema era: “Vale quien sirve”. Hoy me pregunto, si “servir es un honor”.

Por otro lado, estaban los consejos diocesanos de Acción Católica, que la cúpula eclesial dirigía. Conforme te hacías mayor, y ante tantas preguntas que normalmente se hace la juventud, era muy normal cambiar de fuentes ideológicas y buscar las más directas. En este caso, y dado que el trasfondo principal era Dios, no había duda. Los consejos diocesanos, no anteponían a jefes de estado como en la O.J.E. De esta manera, mi pandilla decidió inscribirse en esta asociación y además, como al grupo había que darle una denominación, nos hicimos llamar: “Los Staufen”. Este nombre tenía en sus raíces históricas el segundo apellido de un coronel de estado mayor de la Wehrmacht alemana , que planificó un atentado frustrado contra Hitler. Fue sentenciado y fusilado por alta traición. En nuestra pandilla apostábamos por un mundo más libre, como cualquier otra juventud. Nuestra andadura por los consejos diocesanos de Acción Católica tampoco fue muy fructífera.

Publicado en el periódico La Tribuna de Albacete 15-07-2011

http://www.latribunadealbacete.es/noticia.cfm/Opinión/20110715/asociaciones/juveniles/A1348586-DE89-8509-28F1852844E31978

Publicado en el periódico La Verdad de Albacete 18-07-2011

http://www.laverdad.es/albacete/prensa/20110718/opinion/juventud-20110718.html

jsreverte@gmail.com

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.