Estimación de voto

Estamos hartos de escuchar a través de los medios de comunicación, la consabida frase: “si las elecciones se celebrasen ahora, el partido político ganador sería: bla,bla…”. Es fácil pensar que el estudio de esta estimación electoral, la debe hacer una empresa que se juega su continuidad, si los datos contrastados no vienen de fuentes fiables, o son mal gestionados.

Lo que a mí me gustaría saber es, que si estas empresas, que aplican fórmulas matemáticas para contrastar el flujo de la información recibida, son capaces de aislar demoscópicamente el porcentaje de incultura, indecisión, cambios de chaqueta y votos de castigo que caracteriza a una sociedad como la nuestra.

Me da mucha risa cada vez que salen estas estimaciones, porque en ciertos sectores políticos, ponen en marcha las dosis de prepotencia necesarias, para estirar el cuello mientras que dura la noticia. Momentos ilusorios nos hacen falta en el día a día, para quienes basamos gran parte de lo que hoy se cuece en esta sociedad en datos estadísticos.

Sí por esto fuera, podríamos crear empresas que estimen las estimaciones de los estimados; ahorrando a los ciudadanos del censo electoral, acudir a los colegios con la papeleta y el carné de identidad. Podría sorprendernos el recibir un sms en nuestro móvil, donde se nos informase de que: “En su primera estimación de voto, usted era del partido A, pero demoscópicamente su voto pasará al partido B”. Se siente.

Publicado en el periódico La Verdad de Albacete 30-07-2011

http://www.laverdad.es/albacete/v/20110730/opinion/estimacion-voto-20110730.html

Publicado en el periódico La Tribuna de Albacete 31-07-2011

http://www.latribunadealbacete.es/noticia.cfm/Opinión/20110731/estimacion/voto/CA3A56BD-CBF7-540D-7EAB6BD6947FCF4E

jsreverte@gmail.com

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.