Cóctel peligroso

No cabe duda, si basamos la diversión en desinhibirse  con el alcohol y las drogas, los resultados (a veces) pueden producir agresividad hasta límites insospechados.

Hace pocas noches, de madrugada, me despertó el grito de una chica joven. Aunque uno ya está acostumbrado al bullicio que se origina en los ‘botellones’. Ese grito, acompañado posteriormente con un llanto de impotencia, fue el motivo para levantarme de la cama y poder ver que ocurría. Los hechos sucedieron en escasos minutos. En la calle había una pareja, ella de rodillas le suplicaba que la dejara en paz, él, la increpaba a que le escuchara sin opción a diálogo. La actitud de semejante energúmeno anunciaba violencia. Así fue, en un momento de su tozudez y al no desistir la chica, él la agredió, ella que estaba de rodillas, fue a caer tumbada al suelo, golpeándose la cabeza. En ese momento busqué el teléfono para avisar a la policía. Cuando estaba llamando, vi que alguien le prestó ayuda para levantarla, y caminando a buen ritmo, desaparecieron entre la multitud de jóvenes. Colgué el teléfono, pues toda el ansia de avisar a la policía, se esfumó en décimas de segundo. Ojalá que la chica acudiera a comisaría a poner la denuncia.

La sangre me hervía, y esa noche quizás, añoré no poder convertirme en Superman o Spiderman, y partirle la cara a ese “pobre chico” que, sabía de las consecuencias de su agresión. En un momento de su ira gritó a la chica: “sé que me puede costar la cárcel”. Por lo tanto, pudo más el efecto del alcohol y demás sustancias que su sentido común.

Al hilo de lo que relato, hace pocos días leía la esquela (que enviaron unos amigos a la prensa) de un joven donostiarra que murió en Ibiza al lanzarse al agua en un sitio poco profundo, golpeándose la cabeza y produciéndole la muerte. Así rezaba:” Yo (su nombre), os invito hoy a mi última fiestuki en la Iglesia de San Marcial a las siete y media de la tarde. Abstenerse gente triste”.

Si esta es la juerga que los jóvenes entienden, pues nada, que no se corten y sigan poniendo en peligro sus vidas, gracias a sus amigos: el alcohol y las drogas.

Publicado en el periódico La Tribuna de Albacete 05-08-2011

http://www.latribunadealbacete.es/noticia.cfm/Opini%C3%B3n/20110805/coctel/peligroso/D88168D8-D42D-3B7F-3C1A4609F5F00CF5

Publicado en el periódico La Verdad de Albacete 8-07-2011

http://www.laverdad.es/albacete/prensa/20110808/opinion/coctel-peligroso-20110808.html

jsreverte@gmail.com

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *